Estación de Rossio

Dirección: Rua 1º de Dezembro, 125, 1200-360, Lisboa.
Cómo llegar:
• Metro: Rossio (Linha Verde) o Restauradores (Linha Azul).

La Estación de Rossio (Estação Ferroviária do Rossio) es uno de los edificios más emblemáticos de Lisboa, así como su estación central y más importante. De ella parten los trenes que llegan a Sintra, por lo que si vas a visitarla seguramente pasarás por aquí.

Estación de Rossio

Fachada principal de la Estación de Rossio.

Una arquitectura especial

La fachada, de estilo neomanuelino, llama la atención por su belleza; el edificio es obra del arquitecto Luis Monteiro, al que la Compañía Ferroviaria Real Portuguesa le encargó a finales del XIX este proyecto para construir una nueva estación de tren en Lisboa, en una época en que las estaciones de trenes europeas se habían convertido en motor de las comunicaciones entre las grandes ciudades y se decoraban ostentosamente, siguiendo la estética del Romanticismo, que estaba en pleno auge, y con la intención de mostrar su superioridad tecnológica.

Estación de Rossio

La Estación de Rossio es de estilo neomanuelino.

De hecho, si te fijas en la fachada de la Estación de Rossio puedes apreciar dos grandes puertas de acceso con forma de herradura y una torre rematada por un reloj, elemento este último muy habitual en las estaciones ferroviarias de finales del XIX-principios del XX. El resultado del conjunto es una estación que, por su aspecto monumental, bien podría ser un teatro.

Andenes en altura y la mano de Eiffel

Lo más curioso del interior de la Estación de Rossio es que los andenes están en altura, es decir, por encima del nivel suelo. Esto se debe, simplemente, a la orografía del lugar, pues la estación está ubicada en una de las colinas del Barrio Alto y hubo que adaptar las instalaciones a este desnivel.

Los techos de hierro forjado que cubren los andenes, de más de 20 metros de altura, son obra de Gustave Eiffel. Hay 9 andenes en total, que actualmente conectan Lisboa con otras villas turísticas como Sintra o Queluz, donde puedes visitar el espectacular palacio.

Estación de Rossio

Los andenes de la estación.

Aunque la estación ha sufrido sucesivas renovaciones para adaptarse a las necesidades tecnológicas modernas, siempre se ha tratado de preservar el carácter histórico del edificio. Por ejemplo, hace unos años se conectó la estación con el metro de la Plaza de Restauradores, facilitando el acceso a la misma para todos los pasajeros.

Visita corta e imprescindible

Puedes acceder a la Estación de Rossio de forma gratuita, aunque no vayas a viajar en tren. No te permitirán pasar a los andenes, pero se pueden ver desde la entrada a los mismos, justo antes de los tornos de acceso. Además, dentro de la estación también hay un mirador con terraza desde donde se pueden hacer buenas fotos (lo malo es que hay un edificio delante que impide ver la plaza completa).

Estación de Rossio

Detalle de la fachada lateral.

Seguro que en vuestro viaje pasarás en algún momento por delante de la Estación de Rossio, que desde hace más de un siglo es parte indiscutible del paisaje urbano de Lisboa, y uno de sus edificios más bellos.

Te recomendamos que entres y dediques media hora a conocerla, por su imponente arquitectura y por su papel en la evolución del transporte en Lisboa.