Dónde dormir en Lisboa

El alojamiento en Lisboa no es un problema. En los últimos años, la capital portuguesa ha despuntado como destino turístico entre los viajeros y ha experimentado un rápido crecimiento que se ha traducido en la proliferación de nuevos hoteles, apartamentos y hostels, por lo que no es difícil encontrar dónde dormir en Lisboa con opciones para todos los gustos y bolsillos.

Hotel Ibis en Lisboa

Los hoteles Ibis son una de nuestras opciones favoritas para dormir en Lisboa.

Mejores barrios y zonas para alojarse en Lisboa

Aunque el mejor barrio donde dormir en Lisboa depende de vuestras preferencias y planes durante el viaje (salir de fiesta, hacer turismo intensivo, viajar con niños, etc.) hay una serie de zonas que concentran la mayor parte de la oferta hotelera por su cercanía a la mayoría de lugares de interés.

  • En torno a Avenida da Liberdade, desde la Plaza de Marqués de Pombal hasta la Plaza de Rossio, se ubican los mejores hoteles de Lisboa. Pero no solo encontraréis en esta parte de la ciudad hoteles de cinco estrellas. También están presentes la mayoría de hoteles de 3-4 estrellas de cadenas internacionales, por lo que no os será difícil encontrar alojamiento por aquí a un precio más o menos razonable. Los hoteles de la cadena HF Fénix o Ibis cumplen estos requisitos y siempre son una buena elección. Desde la Plaza del Marqués de Pombal podéis bajar a pie por Avda. da Liberdade hasta la Plaza del Comercio en una media hora, por lo que alojarse por la zona es una buena alternativa para conocer la Baixa Pombalina y el Bairro Alto.
  • La zona de la Baixa Pombalina también cuenta con un buen número de alojamientos, sobre todo hostels para mochileros con habitaciones compartidas (a veces también privadas) y pensiones. Alojarse en la Baixa puede ser una opción si queréis estar en pleno centro de Lisboa, pero si buscáis un lugar donde descansar puede que no sea la mejor elección debido al ruido y el ambiente del barrio durante todo el día. Si viajáis en coche y os alojáis en esta zona no podréis aparcar en la calle y tendréis que pagar un parking donde dejarlo.

Vista de la Baixa

Vista de la Baixa Pombalina.

  • El Bairro Alto y el Chiado son la mejor alternativa de alojamiento para quienes quieran disfrutar de la vida nocturna lisboeta sin alejarse de su hotel. El barrio más animado de Lisboa presume de tener los mejores hoteles boutique de la ciudad y los establecimientos con más estilo. En los hoteles del Bairro Alto y del Chiado prima el diseño, y se nota, como en el caso del hotel Teatro Bed & Breakfast. La desventaja es que al igual que sucede en la Baixa, el intrincado trazado de las calles no os pondrá nada fácil la tarea de aparcar. Eso sí, la oferta de restaurantes y locales para salir es amplísima. A la hora de moveros a otras zonas de la ciudad lo más aconsejable es coger el metro, por lo que si queréis alojaros por la zona os aconsejamos buscar un hotel cercano a la parada Baixa-Chiado.
  • Algo más alejada del centro, pero conectada por metro directo en apenas 10 minutos, está la Avenida del Almirante Reis. Cuenta con numerosos hoteles, albergues y pensiones y es una buena alternativa para encontrar alojamientos decentes en un barrio menos turístico (y por tanto más barato). Os recomendamos buscar hotel en torno a las paradas de metro de la línea verde: Arroios, Alameda y Areeiro. Además, callejeando por aquí no es difícil aparcar para quienes vayáis con vuestro propio vehículo, y hay numerosas cafeterías, tiendas y restaurantes más frecuentados por locales que por turistas.
  • También lejos del centro, con una arquitectura futurista y los mejores servicios, encontramos la zona de Parque de las Naciones, uno de los barrios más modernos y jóvenes de Lisboa. Aunque está bien comunicado en metro, no está cerca de los lugares más turísticos, pero es una buena opción para quienes viajan a Lisboa por negocios, debido a la amplia oferta de hoteles y tiendas y restaurantes. También cuenta con algunos atractivos importantes, como el Oceanario o el Puente Vasco da Gama.

Barrios históricos, pero mal comunicados…

Por motivos de lejanía y su falta de metro, tampoco contemplaríamos como primera opción para alojarnos en Lisboa el barrio de Belém. Aunque tendréis cerca grandes monumentos como el Monasterio de los Jerónimos o la Torre de Belém, dependeréis del tranvía, los autobuses y el taxi para visitar todo lo demás. Tampoco es una zona caracterizada por una gran oferta de bares y restaurantes, por lo que os será complicado encontrar algún lugar donde cenar o tomar algo a la vuelta al hotel.

Mirador del Monumento a los Descubrimientos.

Vista del Monasterio de los Jerónimos desde el mirador del Monumento a los Descubrimientos.

En el caso de Alfama, muchos viajeros dudan a la hora de alojarse en la zona, sobre todo por cuestiones de accesibilidad o seguridad. Desde luego, Alfama es uno de los barrios con más encanto de Lisboa, y en los últimos años cuenta con una buena oferta sobre todo de alquiler de apartamentos. Sin embargo, al ser solo accesible en tranvía (aparcar allí es tarea casi imposible), no suele ser la primera opción a la hora de reservar alojamiento. En cuanto a la seguridad, ha mejorado muchísimo en los últimos años, aunque caminar de noche por sus calles laberínticas puede dar cierto reparo.

Zonas poco recomendables

Aunque Lisboa no es una ciudad peligrosa (al menos, no más que cualquier otra capital europea), hay algunas zonas que nosotros, particularmente, no escogeríamos para alojarnos.

Una de ellas es la Plaza de Martim Moniz , sus alrededores y el principio de la Avenida Almirante Reis. Aunque durante el día es un lugar tranquilo, por la noche no nos entusiasma demasiado.

Hoteles de calidad a buen precio

En los últimos meses ya no es tan fácil encontrar en Lisboa una habitación doble por unos 40-50 € la noche, como pasaba hace pocos años, aunque el precio variará en función de la temporada (más caro entre mayo y septiembre) y de las comodidades que tenga el establecimiento. En el caso de Lisboa no te aconsejamos tener muy en cuenta el tema del desayuno a la hora de elegir un hotel: se desayuna barato y muy bien en prácticamente cualquier cafetería. Para un hotel de calidad media, calcula unos 60-70 € la noche.

Si estáis buscando en hotel en la ciudad, podéis echar un vistazo a nuestra selección de hoteles en Lisboa.
Hotel Myriad by SANA

El Hotel Myriad by SANA es uno de los más bonitos y lujosos de Lisboa.

Si vais a ir en coche, os recomendamos aseguraros de escoger un hotel con parking privado o público en las inmediaciones, para que no tengáis que preocuparos por el aparcamiento durante vuestra estancia.

Apartamentos turísticos

Alquilar un apartamento en Lisboa puede ser una gran alternativa para quienes prefieren vivir la ciudad a su ritmo, como un auténtico local. ¿La principal ventaja? El ahorro: puedes cocinar tú mismo y, si viajas en familia o con niños, seguramente estaréis más a gusto que en un hotel por una cuestión de espacio. Los apartamentos son perfectos para estancias largas en la ciudad (más de una semana) y están amueblados y equipados con todo lo necesario para sentirte como en casa.

Apartamento en Lisboa

Los apartamentos son una gran opción de alojamiento en Lisboa para familias o largas estancias.

Eso sí, tened en cuenta que en la mayoría de los casos, los propietarios suelen pedir por adelantado un depósito o fianza como garantía ante cualquier incidente, robo o desperfecto (que se devuelve al final de la estancia). También es importante que, si llegáis tarde a Lisboa y necesitáis hacer el check-in a una hora poco habitual, lo habléis antes de reservar con el propietario para no llevaros sorpresas.

Podemos recomendaros los apartamentos Oliveirinha, en pleno barrio de Alfama y con vistas al Tajo.

Apartahoteles

Una opción intermedia entre el hotel y el apartamento son los apartahoteles: se trata de habitaciones equipadas con una pequeña cocina o sala de estar, que no llegan a ser un apartamento completo y que incluyen algunos de los servicios propios de un hotel, como recepción y limpieza diaria. No descartéis alojaros en un apartahotel en Lisboa si buscáis combinar independencia y comodidad durante vuestra estancia.

Hostels y hostales

Los hostels son siempre la opción más económica para alojarse en cualquier cuidad. En el caso de Lisboa, la ciudad cuenta con muchos hostales para mochileros que están realmente bien: decoración moderna, buenas instalaciones, limpieza y sobre todo mucho ambiente si lo que buscas es relacionarte con otros viajeros o, simplemente, un espacio cómodo y barato donde descansar. Algunos de estos hostels incluso cuentan con habitaciones dobles privadas.

Habitación de un hostel en Lisboa

Habitación doble de un hostel en Lisboa.

Sus ventajas, aparte del precio por noche (una cama en habitación compartida está en torno a los 15-20 €), es que suelen estar bien situados y cuentan con cocina propia, por lo que también son una forma de ahorrar en comida si viajáis con un presupuesto ajustado.

Algunos de los mejores hostels de Lisboa son el Be My Guest, el Lisboa Central Hostel, el Wallis Guest House y el Refuge Hostel.

Pensiones y residenciales

Se trata de alojamientos familiares; pensiones del estilo de los hostales que tenemos en España. Son una buena opción si viajáis con un presupuesto ajustado y solo buscáis un lugar donde dormir y ducharos pero con más intimidad que un hostel. No obstante, hay pensiones por unos 40-50 € la noche la habitación doble que no están nada mal respecto a comodidad, limpieza y situación. Dos opciones muy recomendables para este tipo de alojamientos en Lisboa son la Casa Belmonte y el Residencial Estrela de Arganil, con instalaciones reformadas, baño privado y muy cerca del metro.

Residencial en Lisboa

Los residenciales (pensiones) son un alojamiento típico de Portugal.

Campings y bungalows

Sois muchos los que, sobre todo durante la temporada alta, viajáis hasta Lisboa en caravana o con intención de acampar, pues las espectaculares playas de los alrededores, como las de Costa de Caparica, se prestan a pasar unos días en mitad de la naturaleza haciendo surf o disfrutando del sol. En este sentido, contáis con varios campings donde quedaros en Lisboa: el más famoso es el situado en Monsanto (Camping Municipal de Campismo de Monsanto), y cuenta con piscina, alquiler de bungalows y espacios para acampar. Está bien equipado y tiene una parada de autobús muy cerca que conecta con el centro de Lisboa.

Otro camping que nos gusta es el camping Orbitur Guincho, situado junto a la playa de Guincho, muy cerca de Sintra, Cascais y el Cabo da Roca. Tiene piscina, WiFi y bungalows.

Casas rurales

Tratándose de una ciudad como Lisboa ya podéis imaginaros que alojarse en una casa rural no es la primera opción en la que pensamos, pero lo cierto es que en los alrededores de la ciudad pueden encontrarse algunas casas rurales realmente bonitas que nos permiten disfrutar de un entorno natural sin alejarnos demasiado. Es el caso de las casas rurales en Sintra, Cascais, Ericeira o Colares; un buen plan para pasar unas vacaciones puede ser combinar unos días en una casa rural en alguno de estos lugares cercanos a la playa, y otros cuantos días en Lisboa disfrutando de la vida urbanita.

Casa rural en Lisboa

Interior de una casa rural típica en Lisboa.

Pousadas

Las pousadas son un tipo de alojamiento muy característico de Portugal: se trata de antiguas casas rehabilitadas como apartamentos u hoteles. Las pousadas suelen ser lugares con mucho encanto y una buena opción para alojarse si os interesa dormir en un espacio decorado con gusto en un edificio histórico. Son la mejor alternativa para celebrar una ocasión especial o darse un capricho.

Suelen contar con restaurante propio donde se sirven especialidades portuguesas, y las habitaciones se decoran acorde al entorno donde se ubican: antiguos palacetes, castillos, monasterios…

La más famosa está en las afueras de Lisboa y es la Pousada de Queluz, situada junto al Palacio de Queluz, considerado por algunos “el Versalles portugués”. Su precio no es bajo pero tampoco excesivamente caro (entre 80 y 150 € la noche según la temporada) y constituye una oportunidad única de alojarse en un lugar histórico.

Algunas particularidades de los alojamientos económicos

Muchos alojamientos en Lisboa, sobre todo algunos hostels, pensiones y albergues que están ubicados en antiguos edificios rehabilitados, no cuentan con ascensor.

Por tanto, si tener ascensor es un factor importante para vosotros a la hora de escoger dónde dormir en Lisboa (porque viajéis con personas mayores o muy cargados de equipaje), es importante que os fijéis bien en la descripción del establecimiento (suele estar especificado en la información general y si no, seguro que algún viajero lo menciona en los comentarios).

Baño en un hotel de Lisboa

Baño privado en un hotel de Lisboa.

Debido, en parte, al mismo motivo que el punto anterior (la antigüedad de los edificios), algunos hostales o hostels, pensiones y albergues (incluso algún hotel) no cuentan con baño privado en cada una de sus habitaciones, sino compartido entre varias. Hay que fijarse bien antes de reservar.

Alojarse en los alrededores de Lisboa

Aunque desde Lisboa podéis moveros en apenas media hora hasta lugares tan interesantes como Sintra o Cascais, hay quien escoge alojarse una o dos noches directamente allí. Estas zonas, sobre todo la de Cascais y Estoril, son sitios de veraneo con muchas ofertas de alojamiento, pero tened en cuenta que siempre serán más caras que Lisboa.

Si te ha gustado, comparte:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter