Lisboa en Navidad

La cercanía y el buen clima de Lisboa la convierten en una gran opción para pasar unos días durante las Navidades o celebrar la Nochevieja.

Durante el mes de diciembre, la ciudad decora sus avenidas con luces navideñas y las calles se impregnan con el olor de las castañas asadas; los escaparates lucen especialmente bonitos y en todas partes se percibe un ambiente cálido y acogedor.

La Rua Augusta en Navidad

La Rua Augusta en Navidad.
Fotografía: Shadowgate

Además, gracias al clima atlántico de Lisboa, el frío no suele ser un problema, pues bien abrigados se puede disfrutar igualmente de la ciudad, ya que las temperaturas no son excesivamente bajas.

Comprar regalos

Uno de los mayores atractivos de Lisboa en Navidad, aparte de sumergirse en el ambiente de la ciudad y pasear sin más, son las compras: centros comerciales, tiendas y pequeños locales se engalanan para ofrecer sus mejores productos, por lo que podéis aprovechar para comprar algunos regalos de Reyes allí y llevároslos de vuelta.

Los barrios de la Baixa y del Chiado son buenas zonas para dar rienda suelta a nuestro espíritu consumista. Para los que busquen algo más exclusiva, la Avenida da Liberdade está llena de boutiques y tiendas de lujo.
Chiado en Navidad

El Chiado también se viste de Navidad.
Fotografía: Rui Ornelas

Os animamos especialmente a echar un vistazo a los pequeños comercios y tiendas de diseñadores emergentes, porque suelen tener cosas más especiales y porque es una buena forma de contribuir a dinamizar la economía de la ciudad que, desgraciadamente, no atraviesa su mejor momento.

Asimismo, este año 2016 se ha instalado en la Plaza de Rossio (o Praça Dom Pedro V) un mercado navideño donde se venden productos típicos portugueses (como quesos, aceite, licores, dulces tradicionales, etc.) además de artículos artesanales de decoración navideña, regalos y juguetes de madera. Estará abierto desde el 8 de diciembre hasta el 2 de enero, de lunes a jueves de 10:00-22:00 horas y viernes y sábados de 10:00-00:00 horas.

Qué ver: paradas navideñas imprescindibles

  • El árbol iluminado de la Plaza del Comercio, todo un clásico de la Navidad lisboeta. Algunos años ha llegado a ser el más alto de Europa. Se enciende todos los años a comienzos de diciembre, con fuegos artificiales incluidos.

Lisboa en Navidad

Árbol de Navidad presidiendo la Plaza del Comercio.
Fotografía: Pedro Dias

  • La pista de hielo de Campo Pequeño: si os gusta el patinaje (y se os da bien; no queremos que os rompáis una pierna durante las vacaciones) lo pasaréis en grande realizando una de las actividades más navideñas que existen.
  • El circo de Coliseu dos Recreios, que este año 2016 tiene lugar entre el 11 y el 25 de diciembre. Este circo lleva nada menos que 125 años entreteniendo las Navidades de los lisboetas. Se encuentra en la Rua Portas de Santo Antão nº 96 y la entrada general cuesta 15 euros (puede comprarse con antelación desde su web).
  • El Parque Eduardo VII, iluminado, con actividades especiales para los niños y un gran árbol de Navidad presidiendo la Plaza del Marqués de Pombal.
  • El centro comercial Vasco da Gama, en Parque de las Naciones, cuya decoración navideña suele ser una de las más impresionantes de la ciudad.

Qué hacer: planes para todos los gustos

Visitar Óbidos

La villa medieval de Óbidos luce con un encanto especial durante la Navidad, y adentrarse en las murallas que rodean el castillo es toda una experiencia; parece un viaje en el tiempo. Sus viejas callejuelas, plagadas de pequeñas tiendas de artesanos y cafés muy acogedores, brillan con mucha más fuerza durante esta época del año.

Excursión a Óbidos y Fátima. Fotografía: Kyle Taylor (Flickr CC)

Castillo de Óbidos.

Lo más cómodo para conocer Óbidos es reservar nuestra excursión de un día a Óbidos y Fátima, donde os llevarán y devolverán a Lisboa en transporte privado e iréis acompañados en todo momento por un guía loca. Además, tendréis tiempo libre de sobra para comprar regalos :)

Ver la Feria Natalis

Se trata de una feria navideña que tiene lugar todos los años en Lisboa y que cuenta con una amplia oferta de actividades para los más pequeños. Si viajáis con niños a Lisboa en estas fechas os aconsejamos llevarlos, porque disfrutarán muchísimo. Además, hay puestos de degustación, productos artesanales y regalos para que los adultos se entretengan también.

La Feria Natalis se ubica en el recinto de la Feira Internacional de Lisboa y puede llegarse en coche (hay aparcamientos) o en metro (linha Vermelha, estación de Oriente).

En 2016, la Feria Natalis se celebrará entre el 7 y el 11 de diciembre.

Probar el Bolo Rei

El Bolo Rei es el dulce típico de las Navidades portuguesas. Muy similar a nuestro roscón de Reyes, lo encontraréis en prácticamente todas las pastelerías y cafeterías de la ciudad.

Asistir a un concierto

Numerosos lugares de Lisboa se organizan conciertos (muchos de ellos gratis) y asistir a alguno de ellos ya se ha convertido en toda una tradición. La Basílica da Estrela, la Iglesia de San Roque, la Iglesia de Gracia y la Iglesia de Santo Domingo son algunos de los lugares que todos los años ofrecen conciertos sin tener que pagar entrada.

Nochevieja en Lisboa: un fin de año diferente

Con la Nochevieja portuguesa pasa algo parecido a España: mientras que la Nochebuena es una celebración más íntima y familiar, la última noche del año es una oportunidad para celebrar con los amigos y salir a la calle.

El principal escenario de la Nochevieja en Lisboa es la Plaza del Comercio, donde un enorme reloj hace la cuenta atrás para recibir el Año Nuevo.

Lisboa en Navidad

Los lisboetas también se animan con los disfraces de “Papá Noel” y “Mamá Noel”.
Fotografía: Pedro Ribeiro Simões

Si queréis tomaros las uvas en Lisboa este es el mejor lugar para hacerlo, pero recordad llevároslas de casa porque los portugueses simplemente brindan con champán.

Además, tras recibir el Año Nuevo hay un espectáculo de fuegos artificiales sobre el Tajo que merece la pena ver, y conciertos durante el resto de la noche para quienes quieran quedarse por allí a celebrarlo (no olvidéis acercaros al puesto de ginjinha a por unos chupitos para brindar).

Otro lugar emblemático para celebrar la Nochevieja en Lisboa es el Casino, situado en la zona de Parque de las Naciones, cuyos espectáculos gratuitos atraen a cientos de personas todos los 31 de diciembre.

Dónde cenar en Nochevieja sin sacrificar el bolsillo

Dónde cenar el día de Nochevieja es una cuestión que preocupa a todos los que viajáis en esas fechas a la capital portuguesa. ¿Debo llamar con antelación? ¿Me quedaré sin cenar si voy sin reserva?

La respuesta a ambas preguntas es “depende” y “no”. Si bien es cierto que la mayoría de restaurantes ofrecen un menú especial de Nochevieja (por tanto, no podréis pedir a la carta), no suelen ser muy caros (los hay en torno a los 20-30 €) y con que reservéis unos días antes si pasáis por uno que os interese especialmente, es suficiente (suelen tener los menús para esa noche anunciados en la puerta).

Callejuelas de Lisboa con decoración navideña

Callejuelas de Lisboa con decoración navideña.
Fotografía: Pug Girl

En otros restaurantes (en el Barrio Alto los encontraréis de sobra) se puede ir a cenar sin reserva y pedir a la carta. Lo único que os recomendamos es que acudáis temprano para que podáis comer tranquilamente y después acercaros a escuchar las campanadas hasta la Plaza del Comercio.

¿Qué hacer en Lisboa el día de Año Nuevo?

Aunque el 1 de enero suele ser festivo en todas las ciudades y prácticamente todas las atracciones turísticas están cerradas, hay algunos lugares de Lisboa que sí abren sus puertas este día y que por tanto constituyen un buen plan, sobre todo teniendo en cuenta que suele hacer bastante frío.

Dos opciones muy recomendables son visitar el Oceanario de Lisboa (especialmente si viajas con niños) o ver el Museo Berardo, abiertos ambos el 1 d enero.

Si te ha gustado, comparte:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter