Palacio Nacional de Ajuda

Dirección: Largo Ajuda, 1349-021, Lisboa.
Cómo llegar:
• Tranvía: nº 18.
• Autobús: 60, 729 y 742.

Como tantos otros casos en Lisboa, el terremoto de 1755 tiró abajo el Palacio da Ribeira, y una barraca de madera estuvo haciendo las veces de residencia real durante casi veinte años, hasta que la reina María I ordenó la construcción del Palacio Nacional de Ajuda.

Una historia accidentada

Este nuevo palacio sería residencia de la familia real portuguesa hasta comienzos del siglo XIX, cuando esta se vio obligada a exiliarse a Brasil tras la invasión de las tropas del francés Napoleón Bonaparte. De hecho, el palacio nunca llegó a terminarse tal como estaba planeado por los arquitectos encargados del proyecto, José de Costa e Silva y Francisco Javier Fabri.

Palacio Nacional de Ajuda

El edificio neoclásico del Palacio Nacional de Ajuda.
Fotografía: endless autumn

En la entrada principal hay 23 estatuas de mármol; cada una de ellas simboliza una virtud, como la gratitud o la generosidad.
Palacio Nacional de Ajuda

Escultura simbolizando el amor.
Fotografía: Morgaine

Las obras del palacio no se retomarían hasta finales del XIX, cuando la familia real volvió a Portugal y encargó continuar con ella al arquitecto António Francisco Rosa. Pero esta vez la falta de financiación hizo que la construcción del palacio quedara de nuevo paralizada, con algunos cambios en la fachada principal en los años posteriores, pero poco más.

Más de un siglo como museo

A pesar de ello, desde entonces el palacio se convirtió en uno de los edificios de estilo neoclásico más importantes de Lisboa y está declarado Monumento Nacional.

Desde 1910 fue habilitado como museo, por lo que visitarlo es una buena forma de acercarse a la vida de una familia real durante el XIX.

Palacio Nacional de Ajuda

Comedor del palacio.
Fotografía: Tola A.

No hay que perderse la Sala de Música, el Salón de Baile y el ostentoso Salón del Trono, así como el resto de estancias, donde podremos apreciar el mobiliario, los objetos de uso cotidiano, las lámparas y los techos adornados de este palacio al que, desde luego, no le falta detalle.

Palacio Nacional de Ajuda

Una de las esculturas del Palacio Nacional de Ajuda.
Fotografía: Morgaine

El rico patrimonio artístico del Palacio Nacional de Ajuda incluye una de las mejores colecciones de artes decorativas de Portugal, compuesta por tapicerías, porcelanas, pinturas y esculturas, entre otros.

Aunque el palacio se encuentra algo alejado del centro de la ciudad, si tenéis tiempo de sobra en Lisboa podéis acercaros a verlo y aprovechar la visita para un paseo por el Jardín Botánico de Ajuda, que está justo al lado.

Actualmente, en el Palacio Nacional de Ajuda se celebran las ceremonias más significativas relacionadas con la Presidencia de la República. También es la sede de la Biblioteca Nacional da Ajuda y del Ministerio de Cultura.

Horario:
  • Lunes a domingo de 10:00-17:30.
  • *Cerrado todos los miércoles, 1 de enero, Domingo de Pascua, 1 de mayo y 25 de diciembre.
Precio:
  • Adultos: 5 €
  • Carnet Joven, estudiantes, mayores de 65 años y familias (padres + 2 hijos): 50% de descuento
  • Menores de 12 años, desempleados residentes en la UE y primer domingo de mes para todos los visitantes: entrada gratuita
Lisboa Card: gratis.