Cascais

Cascais, antiguo pueblo de pescadores, es una pequeña localidad costera situada a apenas 30 kilómetros de Lisboa. Desde principios del siglo XX ha sido destino de artistas y aristócratas (entre ellos, la familia real española durante su exilio). Se cuenta que fue en Cascais donde Ian Fleming ideó a su James Bond, y viendo la decadente opulencia de sus villas y palacetes, que atestiguan su pasado como lugar predilecto de famosos y nobles para pasar sus vacaciones, no es difícil trasladarse a aquellos oscuros años cuarenta.

Hoy en día, Cascais es uno de los lugares cercanos a Lisboa más visitados y con mejor ambiente. Atrás ha dejado ese ambiente exclusivo para convertirse en centro de festivales y conciertos en verano (durante el mes de julio podemos disfrutar del Cascais Cool Jazz Festival) y ofrecer, gracias a sus salvajes playas, diversas posibilidades para los amantes del surf y la vela (Cascais ha sido anfritriona oficial del Campeonato del Mundo de la ISAF en la navegación de yates de carreras). En los últimos años, también se ha convertido en un destino interesante para los aficionados al golf, pues cuenta con más de diez campos.

Fotógrafo: andruby

Fotógrafo: andruby

Cascais es, para nosotros, un lugar perfecto donde pasar una tarde paseando por las callejuelas del casco antiguo, plagadas de tiendas que combinan artesanía y moda y terrazas de bares y cafés donde escapar del bullicio de la capital.

Los miércoles y sábados se celebra un mercadillo de ropa y complementos en el Mercado Municipal.

Contemplar cómo los pescadores locales ofrecen sus capturas en la plaza principal o asistir a un tradicional espectáculo de fado en alguno de sus numerosos clubes nocturnos (la plaza Largo Luis de Camões concentra la mayoría de los bares y discotecas) son otras opciones para disfrutar del tiempo en Cascais.

También podéis visitar alguna de las principales atracciones turísticas de Cascais, como la Ciudadela o el Museo de los Condes de Castro Guimarães.

Una buena opción para organizar vuestra visita a Cascais es llegar por la mañana, comer allí (y si el tiempo lo permite, darse un baño en alguna de sus muchas playas) y recorrer el paseo marítimo hasta llegar a Estoril. Desde allí se puede deshacer el camino hasta Cascais para volver a Lisboa o hacerlo directamente desde Estoril.

Cómo llegar

  • En coche: por la A5 siguiendo las indicaciones hacia Cascais/Estoril. También se puede llegar por la carretera que bordea la costa, la EN 6. El trayecto es más lento y suele haber tráfico en horas puntas, pero las vistas merecen la pena.
  • En tren: desde Cais do Sodré en Lisboa, en la linha de Cascais (2,15 € el billete sencillo). Los trenes salen de lunes a domingo de 05:30-01:30 cada media hora/veinte minutos aproximadamente. Para ver horarios y precios: www.cp.pt

Existe un billete turístico válido para toda la red de transporte público de Lisboa, que puede compensarnos si vamos a visitar Sintra. Cuesta 6 € el de 24 horas y 13,50 € el de 72 horas.

Qué ver

  • Museo de los Condes de Castro Guimarães.
  • Playas de Cascais: Praia da Ribeira, Praia da Rainha, Praia de Parede y Praia do Guincho.
  • Faro de Santa Marta
  • Marina de Cascais
  • Ciudadela
  • Boca do Inferno

Dónde comer

Jardim dos Frangos

Dirección: Alameda Combatentes da Grande Guerra, 68
Precio: económico

La especialidad aquí es el pollo piri-piri a la brasa, sencillo y sin muchas pretensiones, pero muy rico, acompañado de patatas fritas caseras (si no os gusta el picante no os preocupéis porque la salsa piri-piri la ponen aparte). Un buen sitio donde comer barato y con una terraza muy agradable y un servicio rápido. Para nosotros, un must have de Cascai,especialmente cuando llegamos con hambre.

Confraria

Dirección: Rua Luis Xavier Palmeirim, 14
Precio: medio-alto

Si, como nosotros, sois amantes del sushi este es un buen lugar donde degustar makis y nigiris hechos con un pescado muy fresco en un local decorado con estilo y con una terraza muy romántica. Mejor para ir a cenar y disfrutar después de un cóctel. También tienen un puesto de sushi en el Mercado da Ribeira de Lisboa.

Dom Pedro I

Dirección: Beco Dos Invalidos 32
Precio: económico

Este pequeño restaurante de cocina casera es una buena opción para los que quieran disfrutar de la comida tradicional portuguesa sin gastar demasiado dinero. El servicio es muy atento pero a mediodía cierran temprano, así que si queréis probarlo os recomendamos acercaros sobre las 13:00 como muy tarde.

Heladería Santini

Dirección: Rua Valbom, 28F
Precio: económico

Dicen que aquí se hacen los mejores helados de Portugal, y puede que lleven razón. Los helados de frutas están buenísimos y se nota que están hechos con materias primas de calidad. Os recomendamos el de fresa, el de mango y el de coco. Si sois de los clásicos que os tira más el chocolate, este sabor tampoco os defraudará.

 

Si te ha gustado, comparte:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter